Cómo limpiar paredes sin dañar la pintura

Cómo limpiar paredes sin dañar la pintura

Mantener una casa impecable es menos estresante cuando se mantiene al día con las tareas básicas, pero es un desafío cuando se trata de tareas que requieren atención y cuidado adicionales.

Entre todas las superficies a limpiar, las paredes probablemente estén muy abajo (o tal vez no existan) en su lista. Trapeas tus pisos, aspiras tus alfombras, limpias tus encimeras y quitas el polvo a tus muebles con frecuencia. Pero, ¿cuándo fue la última vez que limpiaste tus paredes o ventanas? Debe recordar que, al igual que las superficies horizontales, las superficies verticales también se ven afectadas por huellas dactilares, rozaduras, raspaduras y polvo.

Sin embargo, conservar una apariencia recién pintada no es tan simple como limpiar las paredes con regularidad; considerar el acabado de la pintura es igualmente importante. Si bien todas las paredes pueden quitarse el polvo en seco, el tipo de limpiadores que puede usar, si puede o no limpiar en húmedo, y la cantidad de fregado necesaria para limpiar sin causar ningún daño depende del acabado de la pintura.

Entonces, antes de incluir esta tarea en su rutina, tómese un momento para leer esta sencilla guía sobre cómo limpiar las paredes sin dañar la pintura.

📋 Aquí podrás encontrar✍
  1. Averiguar el acabado de pintura que tiene
  2. Guía de limpieza paso a paso
    1. Reúna los suministros
    2. cubrir el piso
    3. desempolve las paredes
    4. Prepare la solución y pruébela en la pared
    5. Comience a lavar suavemente
    6. Lidiar con las manchas rebeldes
    7. Enjuague y seque las paredes
  3. Consejos esenciales para tener en cuenta
  4. Limpia tus paredes, despeja tu mente

Averiguar el acabado de pintura que tiene

pintura bronceada

Tener en cuenta el tipo de pintura que tienen sus paredes le dará una pista sobre el limpiador que debe usar.

Por ejemplo, los acabados de pintura plana y mate disimulan las manchas en la pared, pero no son muy duraderos, por lo que pueden dañarse rápidamente con una limpieza fuerte. La pintura de cáscara de huevo tiene un ligero brillo, pero aún puede desfigurarse si se lava agresivamente. Mientras que los acabados brillantes y semibrillantes tienen la mayor durabilidad y brillo, lo que los hace más fáciles de lavar sin dañarlos.

¿Cómo determinas el tipo de pintura en tus paredes? Un método simple es ver sus paredes a la luz del sol. Si tiene un aspecto mate y no refleja la luz, eso significa que debe tener cuidado y cuidado al limpiar. Alternativamente, una superficie brillante indica un acabado duradero que puede soportar limpiadores y fregados más fuertes.

Cualquiera que sea el limpiador que elija, asegúrese de hacer una prueba puntual en un área pequeña antes de aplicarlo en toda la pared.

Guía de limpieza paso a paso

paños de microfibra

Limpiar las paredes sin dañar la pintura no es ciencia espacial: ¡solo un poco de planificación cuidadosa, los materiales apropiados y los métodos correctos pueden ser la solución!

¡Hemos dividido todo el proceso en pasos simples para ayudarlo a que su hogar luzca impecable y reluciente nuevamente!

Reúna los suministros

Existe la posibilidad de que puedas encontrar la mayoría de los elementos esenciales de limpieza en casa. Aquí hay una lista de las cosas que debe buscar:

  • jabón líquido para platos
  • cubos
  • Aspirar con un cepillo para polvo adjunto
  • bicarbonato de sodio y vinagre
  • Agua (tanto caliente como fría)
  • Peróxido de hidrógeno
  • Ropa de microfibra
  • Quitamanchas

cubrir el piso

Podrías terminar haciendo un desastre mayor si no cubres el piso cuando limpias las paredes. Así que prepárate colocando toallas o sábanas para recoger el polvo y las gotas que se deslicen hacia abajo.

desempolve las paredes

plumero de pared

Lavar una pared antes de quitarle el polvo es un gran error. Agregar agua al polvo puede cementar la suciedad en la pintura.

Use el accesorio de cepillo para polvo en la aspiradora para darle a sus paredes un polvo detallado. También puede envolver la cabeza de un trapeador seco con un paño especial de microfibra (no un trapo ordinario) para quitar el polvo de arriba a abajo sin rasguños. Un simple cepillo para manualidades también puede hacer el trabajo, solo use cualquier equipo que tenga en casa.

Prepare la solución y pruébela en la pared

Una vez que hayas limpiado el polvo, comienza a preparar la solución. Mezcle 1 cucharadita de líquido para lavar platos con una taza de vinagre blanco y un balde de agua tibia (consejo: evite que sea demasiado jabonoso) y remoje el paño pegajoso durante unos minutos antes de escurrirlo.

Si bien el jabón para platos y el agua son una solución de limpieza ligera, sigue siendo una buena idea probarlo en un área discreta (como detrás de una pintura o un mueble) para verificar que no cause ningún daño. Después de todo, siempre es mejor prevenir que lamentar.

Comience a lavar suavemente

Ahora es el momento de abordar toda la pared. Comience en la parte superior de la pared y muévase gradualmente hacia abajo con movimientos circulares. No utilice un paño con superficies ásperas y aplique una presión mínima para evitar marcas de agua o burbujas. Además, mantenga una esponja limpia y un balde lleno de agua fría cerca de usted para lavar cualquier exceso.

Lidiar con las manchas rebeldes

Las áreas alrededor de las jambas de las puertas y los interruptores de luz, y las paredes expuestas a más suciedad, como la cocina o el comedor, tienden a tener manchas persistentes. Hemos compilado tres técnicas diferentes para ayudarlo a combatir estas imperfecciones rígidas sin rayar la pintura.

  • Cambia a bicarbonato de sodio; un quitamanchas natural. Mezcle ½ taza de bicarbonato de sodio con ¼ de taza de agua para formar una pasta. Frote la pasta sobre las áreas manchadas y límpiela con una esponja liviana o un paño suave para ver cómo desaparece la mancha.
  • ¿Tienes manchas resistentes de vino tinto? ¡El peróxido de hidrógeno puede ser un salvavidas! Tome su paño pegajoso (junto con la solución jabonosa) y aplíquele una pequeña cantidad de peróxido de hidrógeno. Presione suavemente sobre la mancha de vino tinto y vea la magia.
  • Coloque una toalla de papel sobre las manchas y presione ligeramente una plancha (a fuego lento) durante aproximadamente un minuto. La toalla de papel atraerá las manchas como un imán.

Si bien estos consejos son excelentes opciones para eliminar las manchas de las paredes pintadas, debe tener más cuidado si tiene papel tapiz. En tales casos, puede invitar a limpiadores profesionales o comunicarse con el fabricante para conocer los consejos de limpieza más seguros y efectivos.

Enjuague y seque las paredes

Remoje un paño suave o una esponja en agua limpia y fría. No querrás que tus paredes se mojen demasiado, así que recuerda escurrir bien el paño o la esponja antes de comenzar a limpiar las paredes.

Siga este paso pasando un paño limpio sobre la pared para secar la superficie. También puede abrir las ventanas para un buen secado al aire.

Consejos esenciales para tener en cuenta

Ahora que estamos familiarizados con los pasos para limpiar paredes sin dañar la pintura, pasemos a algunos de los puntos menores pero importantes que debe tener en cuenta.

  • Sigue enjuagando tu esponja con agua limpia después de cada par de toallitas para asegurarte de que no solo estás moviendo la suciedad de un punto a otro.
  • Evite los productos de limpieza comerciales que tienen lejía.
  • No golpee la aspiradora contra la pared para evitar abolladuras.
  • Tenga cuidado al usar toallas o esponjas de colores, ya que el color puede transferirse a la pared.

Practicar algunos métodos de mantenimiento preventivo que se mencionan a continuación también puede ayudar, ya que reducen el tiempo y el esfuerzo dedicados a fregar las paredes más adelante.

  • Utilice toallitas electrostáticas y un lápiz quitamanchas para limpiar las manchas, como las huellas dactilares, tan pronto como aparezcan.
  • Haga funcionar extractores de aire y purificadores de aire para mantener el polvo en el aire al mínimo.
  • Limpie las áreas de alto tráfico con más frecuencia para evitar la acumulación de polvo.

Limpia tus paredes, despeja tu mente

Las huellas dactilares, las manchas y los rasguños son inevitables. Sin embargo, realizar una limpieza rutinaria y una limpieza profunda mensual de las paredes puede hacer maravillas. Sea cuidadoso, siga los consejos de limpieza correctos y disfrute de un hogar ultra limpio.

¡Recuerde, cuanto antes llegue a la escena del crimen, mayores serán sus posibilidades de evitar que sus paredes se tuerzan!

0/5 (0 Reviews)

Carlos Martínez

¡Hola! Soy Carlos, chef y redactor de este blog. Me encanta cocinar y experimentar con diferentes sabores y técnicas. Espero poder compartir mi pasión por la cocina contigo a través de mis recetas y consejos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros de análisis para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como para el análisis de su navegación. Si continua navegando, se acepta el uso y si no lo desea puede configurar el navegador. CÓMO CONFIGURAR

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad